Ambos tratamientos de medina estética, mesoterapia y radiofrecuencia, pueden hacerse tanto para rejuvenecimiento facial, como en corporal, para disminuir volumen en zonas concretas y mejorar la piel de naranja.

Qué es la mesoterapia

La mesoterapia es una técnica que se basa en la aplicación de múltiples inyecciones en el mesodermo, capa profunda de la piel, con una aguja muy pequeña y muy fina, cambiando el producto que inyectamos, según la zona y el efecto que queremos conseguir. Los únicos síntomas  secundarios, son la posibilidad de aparición de algún hematoma y en casos muy raros y en gente con territorios atópicos, que pueda tener una reacción alérgica.

  1. MESOTERAPIA FACIAL: Es un tratamiento que no rellena, solo mejora el aspecto y la luminosidad de nuestra piel, buscando un rejuvenecimiento de la misma. Redensifica, estimula nuestra propia síntesis de colágeno y elastina e hidrata en profundidad. La sustancia que inyectamos en un tipo específico de ácido hialurónico, que puede llevar vitaminas antioxidantes, pues el envejecimiento de los tejidos responde siempre a un fenómeno bioquímico que es la oxidación de los mismos, por la edad, el consumo de tabaco, el alcohol, la polución, el estrés, la radiación ultravioleta del sol; los males de nuestro tiempo.
  2. MESOTERAPIA CORPORAL: Lo que buscamos con este tratamiento es disminuir el volumen en una zona concreta de nuestro cuerpo y mejorar el aspecto y la piel de naranja. La o las sustancias que inyectamos intentan romper los adipocitos o células grasas, mejorar el retorno venoso y la flacidez. Siempre entendiendo que la flaccidez es el problema médico estético más difícil de tratar. La mesoterapia corporal no es para adelgazar, es un tratamiento coadyuvante que con o sin dieta, mejora el volumen y el aspecto en zonas concretas.

La Radiofrecuencia: qué es

Tratamientos mesoterapia y radiofrecuencia

La RADIOFRECUENCIA es el tratamiento ideal encaminado a todas aquellas pacientes con pánico a las agujas. Existen distintos aparatos y marcas de radiofrecuencia que actúan a mayor o menor profundidad y en mi modesta opinión me gustan más los resultados que yo obtengo en facial que en corporal. Hay algunas situaciones o patologías previas en las que no podemos utilizar radiofrecuencia.  Su médico se lo indicará. Los efectos secundarios son mínimos; un ligero calor y rojez transitoria o alguna quemadura leve y superficial.

La radiofrecuencia es una técnica utilizada en medicina estética que no utiliza agujas y se realiza con un aparato manual que emite una energía que en este caso es una radiofrecuencia. No es doloroso, yo diría incluso que es agradable. Genera un calor en la piel hasta sus capas más profundas, que estimula la síntesis de la elastina y el colágeno y lo compactan. Además de mejorar el aspecto de las arrugas y aportar brillo, tiene sobre todo, un efecto de compactación, disminución de flacidez y tersura y mejora el óvalo facial.

Para cada paciente hay que individualizar el consejo médico según su problema previo y explicarle bien el resultado que podemos obtener. Aunque el resultado no sea óptimo siempre está mejor aquel paciente que se cuida que aquel que no lo hace.

Las técnicas de medicina estética utilizadas en tratamientos con Mesoterapia y Radiofrecuencia posibilitan el rejuvenecimiento facial y la redefinición y cuidado de nuestro cuerpo de forma eficaz sin necesidad de cirugía.